La colección más brillante de Andres Sarda

Andres Sarda, colección otoño-invierno 2018

Andres Sarda, colección otoño-invierno 2018

Megeve, situada en la región Ródano-Alpes, en el departamento de Alta Saboya, a sólo 70 kilómetros de Ginebra, da nombre a la línea más lujosa de la colección invierno de Andres Sarda. La línea de corsetería Megeve de Andres Sarda es un espectáculo, sin duda la lencería más bonita y brillante de esta temporada. Combina el encaje de alta costura de Chantilly con seda francesa de la mejor calidad en tirantes y copas. La colección viene en dos colores: el encaje negro juega con el verde botella y, en otra combinación, el encaje en tono brick (un rojo ligeramente teja) con encaje verde botella. Respecto a las formas: están las tradicionales tanto en braguitas, que combinan la seda y el encaje (slip, string, string short, slip italiano) como en sujetadores sin aros, con aros y relleno, balconnet, triangular, push up. Además, Megeve incluye dos prendas especiales en pailletes, en negro y verde, un modelo de braguita triangular, un mini tanga con seda en la parte trasera y una bomber con manga japonesa de seda que funciona como una prenda de prêt-à-porter.

Andres Sarda, colección otoño-invierno 2018 Andres Sarda, colección otoño-invierno 2018   Andres Sarda, colección otoño-invierno 2018

¿Dónde comprar Andres Sarda? Si te gusta la firma de lencería de lujo y no te apetece comprarla online. En Flanes y Fresones, Sitges disponemos de una amplia colección de sujetadores, braguitas y trajes de baño de Andres Sarda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar